5 de septiembre de 2006

Yan She

Donde proviene la ira
Hay oscuridad eterna…
Cada minuto es un presagio absoluto,
Cada instante un presentimiento incómodo

El silencio y mi pulso son mi único destino.
La velocidad de la garra,
La tragedia irónica de mi dinastía
Sólo son el principio de mi venganza

La máscara que me cubre
Es un espejo para el que muere
Todo, todo radica en la mirada…
En la mortal ventaja del instinto

Ahora las almas se consumen
y sólo un grito predomina
Un grito que hace de la muerte
Un interminable rito de sangre

No hay comentarios.: